Cómo poner límite a los riesgos que nos plantea Internet

Por María Álvarez Asturias

Internet tiene muchísimas cosas buenas; pero en muchos casos hemos empezado a usar las redes acríticamente y sin que nadie nos enseñe a usarlas debidamente. Lo cierto es que es un mundo atractivo, interesante, está de moda… que está cambiando nuestra forma de relacionarnos, no siempre para bien.

Aprendemos a relacionarnos en el trato con otras personas, en relaciones personales: y así aprendemos a integrar los sentimientos con la razón y la voluntad. Pero, en la red, la comunicación es muy emocional (fijaros en el uso de emoticonos; si contestas un WhatsApp con un sí o un no, muchas veces te preguntan si estás enfadado); además damos prioridad a los aspectos agradables: no sólo en lo que mostramos de nosotros mismos, también en lo que esperamos de los demás; y, aunque a veces sea de modo inconsciente, buscamos la gratificación emocional, que nos reconozcan y valoren lo que compartimos.

Por otro lado, puede darse una falta de auténtico compromiso, una falta de implicación personal (por ejemplo, sentirse muy solidario con una causa sólo por haber tuiteado algo a favor). Y es que en la red la voluntad no trabaja: en el tú a tú tienes que aprender a solucionar las dificultades que surgen en esa relación; y si el sentimiento un día está más apagado, la voluntad tendrá que hacer un esfuerzo. En la red, si un día no tienes ganas de relacionarte, desconectas; si alguien no te cae bien, lo eliminas de tu lista; o lo bloqueas… Pero si tratas así a las personas en tu vida, esa relación será probablemente inmadura, se moverá sobre todo por los impulsos emocionales sin tener en cuenta que una relación madura supone integrar emociones con razón y voluntad.

Además, para tener relaciones personales de calidad hay que dedicar a cada uno un tiempo: es bueno poder comunicarse con alguien a través de la red pero ¿cuántas conversaciones de WhatsApp tienes a la vez? ¿Te estás enterando de verdad de lo que te cuentan? Y esta forma de comunicación puede llevar a distancia: ¿te comunicamos por WhatsApp con personas que están en la misma casa en lugar de ir a hablar con ellas? Cuando estás con una persona ¿estás a la vez en la red?

Algunos de estos cambios no son buenos. La solución no es no usar las redes sino tener claro el fin para el que quieres usar cada herramienta digital; y pensar, también, cómo lo vas a usar, poniendo límites o volviendo a pensar cómo y para qué lo usas si empiezas a hacerlo de forma distinta a la intención original. De vez en cuando valora si es bueno para ti: si es bueno, adelante; si no es bueno, hay que poner límites porque lo importante es lo que el uso de las redes crea en tu corazón (¿aislamiento?¿dependencia?); hay que reconocerlo y, si hace falta recuperar la libertad, lo mejor es un tiempo de ayuno.

Hablando más concretamente de un uso excesivo, o incluso de una adicción, hay que tener en cuenta que es más fácil que se produzcan efectos negativos porque lo llevamos en el bolsillo (frente a revistas, ordenador de mesa en lugar común). Una buena definición de adicción es: “Cualquier inclinación desmedida hacia alguna actividad puede desembocar en una adicción… la adicción es una afición patológica que genera dependencia y resta libertad al ser humano” (Prof. Enrique Echeburúa) y que puede interferir en las relaciones y en el estilo de vida

Es importante tener en cuenta que es un uso abusivo si hay una pérdida de control, y estos síntomas te pueden dar una pista:

  • Si se convierte en la actividad prioritaria de la vida diaria
  • Síntomas de abstinencia: irritabilidad, tristeza, ansiedad
  • Necesitas cada vez más tiempo (tolerancia)
  • Pérdida de interés por aficiones previas
  • Engañas sobre el tiempo que le dedicas (mentiras)
  • Lo usas para aliviar un efecto negativo (sentimientos de indefensión, culpa, ansiedad, dificultades de relación)
  • Empobrecimiento de la vida personal, aislamiento, disminución del rendimiento laboral/académico

En cuanto a los problemas que puede plantear el juego online, el punto crítico que marca la diferencia entre uso excesivo/uso patológico es si la persona se instala en una identidad falsa o distorsionada más satisfactoria que la real.

En el consumo de pornografía o cibersexo no hay intención de establecer comunicación ni una relación: es una conducta en la que sólo se busca recibir placer. Conviertes a una persona en un objeto, en “algo” que proporciona placer. Y engancha y crea adicción porque es accesible, anónimo, asequible. Trabaja la imaginación y la fantasía y por eso genera adicción. Pero genera un alto grado de sufrimiento, con una mayor carga moral que otras adicciones que lleva a la persona a vivirlo de modo más vergonzante: y así es una conducta menos confesada que lleva a intensos sentimientos de culpa, aislamiento, empobrecimiento a todos los niveles (económico, personal, social, laboral, espiritual). Tiene serios efectos, provocando dificultades para mantener una auténtica relación personal. Y además ensucia tanto la forma de conocer la relación sexual que cuesta mucho ver la limpieza, el bien, la belleza de la relación sexual conyugal: sólo ves la corrupción.

Entonces ¿qué hacemos para educar en el buen uso de los medios digitales?

Para empezar, hay que conocer las redes, los juegos; no se trata de prohibir el uso, sino de ordenarlo: enseñar a usarlo y a que sea la persona quien decida cómo, cuándo y para qué usar las redes. Es bueno usar las cosas abiertamente, sin esconderse.  Y, lo mejor, es vivir la vida, disfrutar las relaciones, la amistad, la familia  y cuidar la oración y vida de piedad porque si Cristo está en el centro del corazón, todo lo demás se ordena.

Compartiremos el vídeo de cada taller con sus materiales en la página de la iJornada. Te invitamos a visitarla. 

Mons. José Ignacio Munilla en las redes sociales. Una experiencia actual, viva y fecunda.

Mons. José Ignacio Munilla, actual obispo de San Sebastián, comparte en este vídeo su rica y fecunda experiencia en las redes sociales. Para muchos cristianos, conectados a su cuenta, se trata de una iniciativa de proximidad, por medio de la cual se sienten acompañados en su vida diaria y en la que encuentran fresco el mensaje del Evangelio.

Munilla tiene en su cuenta de Twitter 24,3K seguidores y es fiel, con humor y saliendo al paso no pocas veces de la actualidad, a su tweet diario. Su presencia activa y cotidiana desde que en 2012 abriera su propio perfil, un año después de la JMJ de Madrid, le ofrece una gran experiencia en el terreno motivada principalmente por su deseo de acercarse, de hacerse próximo y ser pastor de quien más lo necesita y está en búsqueda.

Unidos en red para hacer presente al Señor

Por Nestor Mora, @NestorMN

“…donde dos o tres se reúnen en Mi Nombre, allí estoy Yo en medio de ellos” (Mt 18, 29)

El Señor quiere que vivamos nuestra fe en red, unidos, interconectados, pero no de cualquier forma. El quiere vernos unidos y reunidos en Su Nombre, para hacerse presente entre nosotros y a través de nosotros.

Pero la red no es un entorno sencillo para los creyentes. Vivimos en una sociedad hiperconectada, desconfiada, desafiante, en la que le ruido mediático oculta a las personas y el marketing suplanta la cercanía entre nosotros. Es fácil conectarse a una red social, pero lo complicado es conectarnos verdaderamente entre nosotros. Recibir tweets católicos puede ser agradable. Compartir enlaces y fotos en Facebook no requiere mucho compromiso. Lanzar algunas fotos en Instagram es divertido y popular. Tener 10.000 contactos en Pinterest está genial, pero ¿Esto es lo que nos pide el Señor realmente? ¿Estar presente en la red es lo mismo que ser una verdadera red de hermanos? ¿Qué sentido tiene, para un católico, estar presente en las redes?

Yo diría que tiene dos sentidos principales: santidad y caridad. Vaya dos palabra he venido a utilizar, las dos están casi desaparecidas de la sociedad en que vivimos. ¡Seguro que hay razones para ello! El Señor nos pide que demos testimonio de Él como fundamento de la evangelización. ¿Cómo hacerlo sin andar el camino de la santidad? ¿Qué testimonio puede dar sin caridad? Si no conformamos una red en Nombre del Señor ¿Cómo podremos hacer presente al Señor en nosotros y comunicarlo a los demás?

Sin duda el cristianismo se puede vivirse de forma tibia e indiferente, pero este cristianismo es más apariencia que realidad. Pensemos en la Parábola del joven rico (Mt 19, 16-30). No le faltaba por cumplir ninguno de los preceptos, pero el Señor le pidió un par de cosas más: “vende lo que tienes y dáselo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo” Ofrecer los dones a los demás puede costar un poco, pero con humildad y confianza se puede hacer. Pero no quedó la cosa ahí, no se trata de ofrecer todo y quedarnos en casa viendo lo buenos que somos: “Luego ven y sígueme”. ¡Vaya! ¿Tenemos que salir de nosotros mismos para seguir al Señor? Esto sí que es un reto dentro de la sociedad que vivimos. Salir de nosotros, unirnos en las redes sociales para ser mucho más que un número, entre los seguidores de una cuenta social. Hacer algo más que compartir mensajes o  imágenes. En resumidas cuentas, aportando a nuestros hermanos todo lo que somos y hacerlo siguiendo al Señor unidos en Su Nombre. Las redes sociales necesitan de misioneros que hagan presente a Cristo a través de sí mismos. Seguro que sentimos que no estamos preparados y puede ser que hasta nos dé miedo pensarlo. Tranquilos, si seguimos leyendo la parábola del joven rico, veremos que los Apóstoles sintieron el mismo vértigo y temor. El Señor confirma que todos tenemos inmensas limitaciones, pero no pasa nada. Dios nos quiere allí: “Para los hombres es imposible —aclaró Jesús, mirándolos fijamente—, pero para Dios todo es posible”.

¡Nos encontramos en las redes! @NestorMN

—-

Imagen tomada de http://revruth.files.wordpress.com/2012/11/all-saints.jpg

¿Realmente evangelizo en internet?

Por el P. Ángel Camuñas, @Angel6792
Me piden compartir mi experiencia en el continente digital como evangelizador. Lo primero que me surge es esta pregunta: ¿realmente evangelizo en este nuevo continente?
Intento responder cómo he llegado a este continente y como empiezo a caminar sin ahogarme en el océano inmenso que supone la red. Por mis años yo soy de aquellos que comenzaron a navegar por la red con los modem que eran lentos y cuyo ruido parecía la maquinaria de un reloj que se atrasaba. Entonces la red me servía para ver noticias, enviar mensajes, ver alguna cita o entrada en Wikipedia y poco más.
El segundo paso llega cuando se puede poner internet en el móvil, ya puedes dejarte guiar por un gps, consultar de forma inmediata, y surgen los servicios de mensajería. Inicio mi primera cuenta en Facebook, luego dentro de un congreso de Escuelas Católicas me uno a Twiter, aunque esta cuenta la he tenido parada durante tiempo. Poco a poco me voy dando cuenta que móvil me empieza a llevar en vez de llevar yo al móvil. Y es entonces cuando me paro a pensar ¿Me sirve la red, tengo que cerrar todas mis cuentas y volver a la era pre- internet? Esos días volví en la biblia: “vió Dios todo lo que había hecho y era bueno” y aquel mandato “creced…” estas palabras de la primera página de la Bibilia me ayudaron y entendí que no debía volver al pasado y tenía que trabajar para conocer mejor este continente digital, aprender en él y usar las muchas posibilidades que nos da para hacer el bien.
Llega el tercer momento, y fue cuando decidí que tenía que intentar llevar el mensaje de Jesús a la red, y empecé a compartir reflexiones en Facebook, algún pensamiento en Twiter y así poco a poco intento llevar la alegría del evangelio en la red, alguna vez compartiendo algo que he leído y me parece interesante, otras veces escribiendo una reflexión o una oración. Pienso muchas veces en aquella frase, creo de la beata Teresa Calcuta: “Sé que lo que yo hago es como una gota de agua en el océano, pero si no hiciera al océano le faltaría mi boca. Ahora estoy convencido que este nuevo continente tiene muchas posibilidades, y he podido comprobar que en medio de la red Dios, nuestro Padre, lleva su salvación a través de nuestra presencia, por eso intento cada día poner una pequeña gota en el océano inmenso que la red.
Un abrazo,
Ángel

Un hashtag es suma, es cruz, es red

Por Paulina Núñez. @entreotrasideas

 

Vaya tela. Aún hay quien osa llamar a las redes sociales “nuevas tecnologías” a plataformas que han llegado para ¿quedarse? No lo sé, pero para poner en evidencia lo que hay en corazón del ser humano @LucasEvangelista en  2, 35, eso sin duda. #CosasNuevasCosasAntiguas si eso de los “recuerdos de Facebook” ya los habíamos visto antes, lo había dicho Jesús en el muro de Mateo sobre aquellos que fuesen discípulos del Reino de los Cielos.

Una de las herramientas básicas de las redes, casi podríamos decir que pieza del glosario básico sin ser en sí una palabra, es el hashtag, y ahí veo mucho de mi experiencia como usuaria no gurú y siempre aprendiz.

El hashtag es en sí una etiqueta de metadatos que hace un término detectable al sistema y al usuario, realza el término sobre el que va la conversación. Pero a mi me recuerda otra cosas igual o más importantes en la iEvangelización: ¿cómo se forma una almohadilla? Yo veo ahí signos de más, de suma y cruces, ¿y muchos hashtags? Forman una red, una red social pero no como la de Mark (Zuckerberg) sino como la de su tocayo Marcos (Evangelista, por ahí del cap. 1, 16) #EchabanLasRedes

Sí, estar en este apasionante sexto continente ha sido una experiencia de suma continua. Suma conocimientos, retos y horizontes. Tan temerosos casi todos al inicio: ¿qué decir? ¿cuándo y cómo? ¿a qué hora será mejor? Y la fidelidad de la Verdad hace que la caridad de toda la vida se nos vuelva a hacer presente en su forma 2.0 ¡qué esto no sólo va de ti y lo que tú crees que tienes que decir! Va de sumar fuerzas con los otros, de acoger, de escuchar y agradecer… incluso en términos puramente técnicos alguien que pretenda sólo publicar lo suyo sin mencionar a otros o hacer RT se fagocita, no hace comunidad. Ese signo de más, ¿no es también una cruz? Y no sólo geométricamente hablando. +

Míralo bien, sí que tiene algo de cruz. + más + puede dar #. Una sana purificación, una especie de update o actualización continua de ese precioso sistema operativo que hace posible que lo que hacemos sea evangelización: #ProclamarQueCristoEsElSeñor ¿Y cómo se hace eso? ¿programando una publicación diaria para que no baje su posicionamiento en las búsquedas de Google? Nop. De ahí la cruz. Se hace poniendo esta revolucionaria verdad en nuestro corazón y en nuestros pensamientos, que llegue hasta los dedos que teclean y los ojos que miran caracteres, fotos y links, que leen con atención, juzgan con dureza, responden con bondad o comparten contenidos quizás haciendo escarnio de la debilidad ajena. Ahí está la cruz del Señor haciendo nuevas todas las cosas, actualizando el historial constantemente, viendo en cada nombre de usuario y en cada avatar una persona preciosa por la que también ha muerto Cristo.

Y muchos hashtags #### ¿no formarían una red?

Una red, que no se rompía aunque tenía muchos peces, de esa nos habla @JuanEvangelista en su tuit 21, 16 #SacóLaRedLlena #LaRedNoSeRompió a pesar de llevar 153 peces grandes, 13 más de lo que cabe en un tuit.

¿Habéis participado en una quedada como las que convoca iMisión? ¿No te parecen una red de pescas milagrosas? A quienes navegamos en los cíber mares más de una vez Cristo nos ha dicho tras horas de duro trabajo “lanza de nuevo las redes”, y hemos querido replicar “pero Señor, los boots, los hackers, los haters, los….otros” Y vemos a Cristo que sigue a esos otros, y se deja seguir para ser adorado, cuestionado y hasta crucificado. Nace en mi un gran fav (ahora corazón radiante según Twitter) y activamos todas sus notificaciones para que nos lleguen al teléfono móvil, y también al móvil y voluble corazón.

Los hashtags crean tema, tendencia, facilitan la localización… vivir en actividad de suma, con la Cruz al pecho y en el corazón, lanzando las redes por que Él nos envía cumplen esos tres y más roles: dan tema, crean tendencia y nos hace localizables, por que la luz no ha estar debajo del celemín @MateoEvangelista tuit 5, 13 #NoSeEscondasLaLuz #LuzSobreElCandelero #TodosSomosLuz

Y así, en cada tuit, post o encuentro presencial sepa acoger, responder desde el amor y la verdad, buscar a Cristo como metadato que está en todo, a la vista u oculto, pero está. Tener esa búsqueda con alertas activadas siempre.

Dios existe, o tal vez no

Comenzamos el nuevo año con una de las grandes preguntas de la humanidad:

¿EXISTE DIOS?

No cabe duda de que la respuesta no es sencilla, pues durante siglos la humanidad se la ha hecho y no hemos llegado a una conclusión unánime. Es de esas cuestiones que suscita polémica porque quienes creen en su existencia parecen defenderlo como una verdad absoluta, y quienes creen que no existe también se apoyan en argumentos dogmáticos negando toda posibilidad de que Dios sea real. Por esto mismo se acaban creando dos posturas antagónicas y al parecer irreconciliables. Hay quiénes han elegido el camino de no preguntarse por cosas que no tienen respuesta fácil o unánime y simplemente pasan del tema. Sin embargo es una cuestión de tal relevancia para nuestras vidas, ya sea sí o no la respuesta, que creo que toda persona debería intentar responderla.
Con este post no voy a resolver este gran interrogante de la humanidad, pero me gustaría suscitar en ti el deseo de profundizar sobre esta cuestión. Te propongo ver este vídeo, en el se plantea la cuestión y se dan algunas respuestas, con las que puedes estar o no de acuerdo, pero que seguro te harán pensar.

 

Fuente original de la entrada: El Blog del P. Daniel: Dios existe, o tal vez no

El testimonio es el mejor método para evangelizar en la sociedad de hoy

Amor hermanos síndrome DownAsí de claro y contundente se muestra D. Javier Prades, réctor de la universidad de teología de San Dámaso y miembro de la Comisión Teológica Internacional.

El testimonio es la modalidad idónea para comunicar la fe en la sociedad plural, porque el testimonio cristiano ofrece una síntesis convincente de dos aspectos que se suelen contraponer: por una parte es la comunicación de algo verdadero, no sencillamente de una opinión entre otras, sino de un saber respecto del hombre, respecto de la historia, respecto del destino último y de Dios; por otra parte, su característica propia es dirigirse a la libertad del otro y, por lo tanto, evitar cualquier peligro de imposición sobre el interlocutor

Entrevista a Javier Prades en UnoMasDoce.com, 9 de diciembre de 2015 – http://bit.ly/1NVcggY

Así también lo creemos en iMisión y queda reflejado en nuestro decálogo:

3. LA CLAVE, EL TESTIMONIO. “Para la Iglesia el primer medio de evangelización consiste en un testimonio de vida auténticamente cristiana…” (Evangelii Nuntiandi, n.41). Los contenidos no evangelizan de modo auténtico sin nuestro testimonio explícito del amor de Dios en la Red.

Decálogo iMisión – http://bit.ly/1NVcFjm

 

Esta prioridad del testimonio sobre los discursos es algo evidente en la vida de Jesús, su pasión es más elocuente que cualquier discurso sobre el sacrificio. No por esto quedan anuladas las palabras, pero todos estaremos de acuerdo en que las palabras sin obras se pueden convertir en un antitestimonio.

¿También en mi vida prevalece el testimonio al discurso? ¿Hay coherencia entre lo que hago y lo que predico? Y en la Red, ¿muestro una fachada, una imagen idealizada de mí mismo, o dejo entrever en mis actos el amor de Dios que me ha salvado?

 

La entrada: El testimonio es el mejor método para evangelizar en la sociedad de hoy fue publicada por primera vez en smdani.marianistas.org el día: diciembre 9, 2015

Daniel Pajuelo Vázquez, SM

Después de mucho luchar y brevemente amar a ratos saboreamos la eternidad, nuestro destino final. #SerMarianista

Navidad. Recursos: música, celebraciones, oraciones, imágenes, villancicos…

maxresdefault[1]

Queridos amigos,

en este tiempo de adviento las búsquedas en Google se disparan con términos como: “recursos navidad”, villancicos, “imágenes navidad”, “acordes villancicos”, “celebración navidad”, nochebuena… y es que Google nos ayuda a resolver muchas situaciones que se nos presentan estos días a los cristianos. He pensado escribir este post para facilitar el acceso a ciertos recursos de calidad que podemos encontrar en la Red sobre la Navidad. Espero os ayuden:

Sentido y significado de la Navidad cristiana

El árbol de Navidad

Belén

Celebración (Nochebuena, Año Nuevo, Epifanía)

Imágenes de Navidad

Villancicos y sus acordes

Cocina (platos y comidas típicas de navidad)

Películas sobre la Navidad

 

La entrada: Navidad. Recursos: música, celebraciones, oraciones, imágenes, villancicos… fue publicada por primera vez en smdani.marianistas.org el día: diciembre 3, 2015

Daniel Pajuelo Vázquez, SM

Después de mucho luchar y brevemente amar a ratos saboreamos la eternidad, nuestro destino final. #SerMarianista

Mensajes de los papas Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco para las Jornadas de las Comunicaciones Sociales 1986-2015

Queridos amigos,
el magisterio de los últimos papas, Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco es tremendamente rico en lo que se refiere a los medios de comunicación e Internet. El Vaticano pone a disposición de forma muy cómoda todos los mensajes que han ido publicando desde 1986 hasta el día de hoy. Son escritos que orientas y guían en una época especialmente marcada por lo mediático y digital. Espero os sirva:

Francisco-BenedictoXVI-JuanPabloII-JuanXXIII[1]

La entrada: Mensajes de los papas Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco para las Jornadas de las Comunicaciones Sociales 1986-2015 fue publicada por primera vez en smdani.marianistas.org el día: diciembre 1, 2015

Daniel Pajuelo Vázquez, SM

Después de mucho luchar y brevemente amar a ratos saboreamos la eternidad, nuestro destino final. #SerMarianista

Curso sobre Gestión de Twitter, Búsquedas avanzadas y aplicaciones móviles para la pastoral

curso-donosti

Os comparto los vídeos que la diócesis de San Sebastián ha subido con gran parte del curso que impartí sobre Gestión de Twitter, Búsquedas avanzadas y aplicaciones móviles.

La entrada: Curso sobre Gestión de Twitter, Búsquedas avanzadas y aplicaciones móviles para la pastoral fue publicada por primera vez en smdani.marianistas.org el día: noviembre 18, 2015

Daniel Pajuelo Vázquez, SM

Después de mucho luchar y brevemente amar a ratos saboreamos la eternidad, nuestro destino final. #SerMarianista

1 2 3 6