Facebook Stories, una oportunidad para la evangelización

¿Por qué debes plantearte, como #iMisionero, usar con frecuencia y bien Facebook Stories? Te brindo 5 razones de peso para hacerlo, que espero que te ayuden a entenderlo y te animen a aprovechar esta oportunidad inusual en las redes sociales:

  1. Ocupa un lugar muy especial. Si te has dado cuenta, en la parte superior aparecen las personas que se han lanzado a usar Stories. De momento son pocas, casi un desierto. De modo que si te atreves, ganarás visibilidad en tu entorno de Facebook.
  2. Aporta personalidad a tu red. Son imágenes y vídeos, no te recomiendo usarlo de otro modo. De modo que nos ayuda a entender que quienes evangelizamos, con lo más cotidiano, somos nosotros. Es una oportunidad para la transparencia, para la naturalidad, para dejarse conocer y ofrecerse a mayores diálogos y encuentros.
  3. Un nuevo lenguaje, muy joven. Como bien sabrás, esta idea no es original de Facebook, sino que proviene de Snapchat. En Instagram también se ha integrado con éxito. Son los más jóvenes quienes mejor se manejan con estos entornos tan efímeros. Lo publicado dura sólo 24 horas. Quizá muy ingenuamente, pero son quienes más fácilmente utilizan estas aplicaciones. ¿Por qué no aprenderlo? Si lo haces con intención evangelizadora, por favor piensa también en los otros, en aquellos a quienes va dirigido el mensaje.
  4. Alta interacción con otros usuarios. Puedes escuchar a otros fácilmente y responder a sus contenidos de varios modos: con “likes” (y similares) pulsando en la imagen o vídeo, o responder a lo que escriben. Esta relación incrementará también tu presencia en la red. Sin lugar a dudas diría que son los nuevos chats y están llamados a ocupar cada vez más espacio en la red. La interacción es fundamental.
  5. Se aprende fácil. No tiene ningún misterio, de verdad. Es más sencillo de lo que parece. El reto, a decir verdad, es el compromiso que se adquiere. Pero en sí misma se puede investigar en 10 minutos y desvelar todos sus secretos. Siempre recomendaré en esto preguntar a quien ya lo usa, especialmente a los más jóvenes.

Ojalá estas claves te hayan despertado curiosidad. ¡Que esa para bien!

Cómo saber qué es lo que buscan los jóvenes en Internet: Google Suggest

No, no estoy loco, ni tampoco ningún hacker me ha cambiado el título de este vídeo, el tema del que quiero hablaros está relacionado con el y os va a sorprender.

En este vídeo os hablo de las búsquedas que los jóvenes hacen en Google y de cómo aprovecharlas para hacer acciones evangelizadoras en el continente digital. No te lo pierdas.

3 lecciones del nuevo iOS 10 para tu vida de fe

¿Has actualizado alguna vez tu teléfono móvil? ¿Te has fijado que, pasado un tiempo, se vuelve casi un requisito obligatorio tener el último sistema operativo? Cada día las aplicaciones que usamos van mejorando, presentando nuevas características e, incluso, corrigiendo errores o revisando la vulnerabilidad ante ciertas amenazas. Actualizar los dispositivos móviles es, hoy en día, un requisito indispensable si queremos que estos funcionen de la mejor manera ¿Qué nos puede enseñar esto para nuestra vida de fe? A continuación te presentamos 3 lecciones para nuestra vida cristiana que podemos sacar de iOS 10, el nuevo sistema operativo de Apple para sus productos iPhone y iPad.

1. Una actualización siempre es necesaria

Mantener actualizados nuestros dispositivos es, casi, un ejercicio de responsabilidad. A más de alguno le ha pasado alguna vez que por no tener la última versión del sistema operativo no puede usar WhatsApp, por ejemplo. O, tal vez, por no tener la versión actualizada de alguna aplicación que usas en tu día a día no puedes disfrutar de una determinada función. En la vida de fe ocurre lo mismo: es necesario actualizarse. Para ello debemos tener una formación permanente: estar al tanto de lo que ocurre en nuestra Iglesia y dedicar parte de nuestro tiempo para conocer y profundizar en la Palabra de Dios, en los documentos del Magisterio, en la vida de los santos, en los sacramentos, en la vida espiritual, etc. Si nutrimos nuestra vida de estas fuentes que están a nuestra disposición podremos, al igual que con un iPhone actualizado, acceder a contenidos y experiencias que de otra manera no podríamos tener, así como también ser menos vulnerables ante los ataques de un virus o ante una falla de seguridad. Esta actualización en nuestra vida de fe nos permitirá leer la realidad cotidiana de una manera distinta y ser más fuertes ante las amenazas del maligno.

2. Notificaciones para una vida más atenta

Apple ha cambiado el formato de las notificaciones en el nuevo iOS 10: ahora son más dinámicas, permitiendo realizar acciones cuando la pantalla está bloqueada e interactuar con ellas. Al mejorar las posibilidades de interacción con las notificaciones podemos, por ejemplo, responder más rápido a un mensaje que nos llega. De esta manera, se hace cada vez más fácil y fluido reaccionar ante una alerta. La prontitud en la respuesta a una notificación en el teléfono móvil puede no ser de tanta importancia. Enviar una respuesta a un comentario en Facebook o a un correo electrónico puede esperar. Sin embargo, en nuestra vida de fe la respuesta al amor que Dios nos regala cada día no puede esperar. Estar atentos a los signos de su presencia en nuestra vida cotidiana y prontos a responder a su voluntad nos ayudará a estar siempre conectados con Él. Por ello es que estamos invitados a vivir el día a día mirando las notificaciones de su amor.

3. Siri: para un mejor diálogo con Dios

Siri es el asistente personal con reconocimiento de voz incorporado en los productos Apple (iPhone y iPad). Puedes pedirle que haga una llamada o que envíe un mensaje a través de WhatsApp, así como también puede indicarte si tienes alguna actividad programada en tu agenda. “Nadie te entiende mejor que Siri”, dicen en el sitio de Apple, ya que con las actualizaciones que se han ido haciendo el sistema se ha hecho capaz de aprender el lenguaje del usuario para poder interactuar de mejor manera.

Al igual como Siri, en nuestra vida de fe también debemos actualizar nuestras herramientas para poder tener un mejor diálogo con Dios ¿Qué podemos hacer para mantenernos actualizados? Lo primero: estar conectados con Él, es decir, llevar una intensa vida de oración. Segundo: conocer su lenguaje, que no es otro que el del amor expresado en las Sagradas Escrituras y en la Eucaristía. Y tercero: confiar. “Habla a Siri como le hablarías a un amigo”, dice en la web de Apple. Con Dios también habla como le hablarías a un amigo ¡Y es que Él es nuestro amigo! Aunque nosotros muchas veces no sepamos qué decirle y qué palabras ocupar, Él siempre nos entiende. Basta con dejarnos conocer por Dios para que el diálogo comience.

No dejemos para última hora la actualización de nuestra vida de fe, convirtiéndonos en un iPhone antiguo que no es capaz de funcionar como corresponde y que cada vez dura menos tiempo encendido. Conectemos cada día nuestra vida a esa batería inagotable del amor de Dios. No sea que cuando necesitemos algo nuestra vida interior se haya quedado en cero.

 

Por @CarlosRomeroV

Las 10 de la mañana, la hora de los católicos

TTS

Mis vacaciones durante el mes de agosto me han permitido constatar una muy buena noticia para la evangelización en redes sociales: temas católicos se cuelan a diario en la lista de Tendencias (Trending Topic) en Twitter.

A la hora tonta de entre las 9 y las 11 de la mañana en España, he detectado al menos 11 TT’s sólo en lo que llevamos del mes de agosto, gracias al trabajo de cuentas católicas de la más diversa índole: cuentas oficiales diocesanas, instituciones eclesiales, medios de comunicación confesionales y tuiteros católicos en general. Los temas tienen un denominador común: pertenecen a la liturgia del día, ya sea la memoria de los santos, las fiestas católicas o el Evangelio del día.

Santos como Santa Teresa Benedicta de la Cruz (Edith Stein), Santa Clara o Santa Elena fueron TT en su fiesta; así como las festividades marianas de la Asunción o Santa María Reina. También fue tendencia la cita evangélica Mt 17, correspondiente al Evangelio del 8 de agosto, o palabras clave de las lecturas diarias como “El Poderoso” (Lc 1, 49) o “Amarás al Señor” (Mt 22, 37).

¿Cómo lo hemos logrado? Lo cierto es que no hay ninguna labor de coordinación para conseguirlo, ni se ha convocado ninguna quedada. Estas técnicas han dado muy buenos resultados cuando se han realizado para tratar de poner en el candelero algún acontecimiento de especial relevancia para los católicos, pero aquí no ha hecho falta. Mirando al detalle cada uno de estos TT’s se nota enseguida que la mayoría de los elementos que lo componen no son más que tuits programados por las distintas cuentas católicas para recordar a sus seguidores la fiesta litúrgica que se está celebrando. Hoy, por ejemplo, 23 de agosto, Santa Rosa de Lima es TT  con poco más de 500 tuits en su mayoría de cuentas institucionales. Son “sólo” 500 tuits, pero están concentrados en un periodo de tiempo muy concreto y eso es lo que al algoritmo de Twitter le gusta.

Mis sospechas son que la prevalencia de los temas católicos desaparecerá cuando comience el curso y las temporadas de radio y televisión matinales apuesten con fuerza por enganchar a su audiencia a través de redes sociales. No obstante, vale la pena conocer este curioso hecho, que nos habla de lo fácil que es para la Iglesia (compuesta por millares de organizaciones, entidades y personas) penetrar en estos nuevos medios con una mínima labor de coordinación.

Así que ya sabes, al menos en verano, las 10 de la mañana es la hora de los católicos en Twitter.

No es del Papa todo lo que reluce

Falso selfie del papa Francisco que ha corrido por redes sociales

Falso selfie del papa Francisco que ha corrido por redes sociales

¿Has visto ya el primer selfie del Papa lanzado desde su cuenta oficial de Instagram? Ilustra este post, aunque lamento decirte que no es un selfie, sino un fotograma retocado de un vídeo, y que no lo ha lanzado el papa sino unos suplantadores. A las pocas horas de que saltara la noticia el lunes por la mañana ya eran varios los medios de comunicación que se habían hecho eco de la supuesta foto publicada por el papa. Sin embargo, esa misma tarde, diversos blogs desmentían la autenticidad de la autofoto ya que el perfil que lo lanzó no era el del Vaticano, sino uno que suplanta su identidad afirmando ser el perfil oficial de la Santa Sede.

Te cuento otro caso: “Navidad eres tú cuando decides nacer de nuevo cada día y dejar entrar a Dios en tu corazón…”. Seguro que alguna vez te ha llegado esta ñoña reflexión sobre la Navidad atribuida al Papa Francisco y que, por estas fechas empieza ya a circular de nuevo por los grupos de Wassap y los muros de Facebook. Pues también es falso. Tanta ha sido la repercusión de este mensaje (hay decenas de miles de blogs y webs que lo vienen reproduciendo desde hace dos años) que la mismísima Santa Sede ha tenido que salir a desmentir su autenticidad a través de su perfil oficial en Facebook. 

Hay decenas de “hoax” (bulos que corren por las redes sociales sin la más mínima garantía de fiabilidad) sobre el papa que, lejos de ser inofensivos, hacen mucho daño desluciendo los verdaderos mensajes de Francisco y rebajando el Evangelio a poco menos que un manual de autoayuda.

Cada vez que compartimos uno de estos mensajes en nuestros grupos y redes, estamos siendo cómplices de una diabólica maniobra de la confusión. Frente a ello, los católicos debemos estar alerta y servir de cortafuegos para evitar la propagación de este tipo de contenidos. Las personas más sencillas, las menos preparadas teológica y tecnológicamente, son las víctimas más vulnerables. Aconsejémosle ir a las fuentes. Ningún perfil, por muchas fotos papales, muchos escudos, o muchos “vaticanos” que lleve en el nombre es oficial a menos que esté en el listado que adjunto al final del presente post.

Otra herramienta que puede serte muy útil es la siguiente: Cuando te llegue un mensaje del Papa de cuya autenticidad tengas dudas, selecciona una frase de entre 10 y 15 palabras, cópiala y pégala en el buscador de la página oficial del Vaticano (es la lupa que hay arriba a la derecha en este enlace). Ponle, eso sí, unas comillas al inicio y al final de la frase y pulsa intro. Si esa oración es del papa, no hay duda, aparecerá en la búsqueda y te indicará qué día fue pronunciada, con qué motivo, etc. Si no aparece, ya sabes, es un timo.

Aquí los perfiles oficiales del Papa (o de la Santa Sede) en español:

https://www.facebook.com/news.va.es

https://twitter.com/Pontifex_es

https://www.instagram.com/newsva/

https://www.youtube.com/user/vaticanes

https://www.flickr.com/photos/newsva

https://plus.google.com/+NewsVa-es/posts

#PrayFor, millones de personas unidas frente a la barbarie

Para mí personalmente, espero que también para otros, es motivo de esperanza que, en la respuesta en las redes sociales ante la barbarie, haya triunfado la oración acompañada por voces de perdón, de misericordia y también, por qué no decirlo, de muchas preguntas que nacen ante el sinsentido de la violencia y del odio.

Este fin de semana, perplejos como estábamos ante las noticias que llegaban de París y Beirut, millones de personas se han unido en torno al #hashtag #PrayFor como modo de hacer llegar sus condolencias, de solidarizarse y empatizar en la distancia, de reflejar unidad ante quienes quieren sembrar la división. Una forma de compromiso que, con sus limitaciones por supuesto, valoro y me gustaría remarcar en este post. No creo que sea una banalidad, ni mucho menos, sino más bien todo lo contrario. Las redes sociales estaban del lado de la paz claramente, unidas millones y millones de personas en un sentimiento y lenguaje común.

No es la primera vez que sucede. Seguramente todos recordamos otros #PrayFor que se han hecho tristemente famosos en el escenario global. Lo que sí percibo es su mayor incremento e impacto, la capacidad para mover y movilizar. Ojalá vaya igualmente acompañado por una pequeña oración, por una sencilla petición, por una exclamación liberadora ante el Padre.

Dos apuntes más sobre las encuestas de Twitter

Ayer mismo escribí sobre las encuestas de Twitter. Una primera aproximación.

La cuestión técnica resulta sencilla. Cualquiera puede hacer con mucha facilidad una pequeña encuesta a través de Twitter. Insisto en que llegará sólo a aquellos que la vean en la TL de la persona que la ha creado y a aquellos a los que alcance por medio de RT. Es altamente limitada.

Añado que al final de las 24 horas que está activa la encuesta recibes una notificación con el número de personas que han participado y el resultado final. Entonces el resultado se hace visible para todos, no sólo para quienes han respondido y se han mojado en la pregunta.

En este sentido, la pregunta tiene dos puntos que considero importante subrayar.

  1. Por un lado, revela quién somos en la medida en que nuestras relaciones también nos configuran. Es decir, nos cuenta con quién estamos en la web. No nos habla de otros, ni siquiera nos dice quién respondió y quién no. Quizá sea más interesante considerar la opción que apunto como forma de conocerse, o de exponerse de algún modo a las opiniones de los demás sobre aquello que preguntamos. Preguntar es, por sí mismo, ya una primera forma de contarse, de mostrarse, de estar.
  2. Además, después de mi primera experiencia seria, en la que pregunté sobre la importancia de Dios en la vida de cada cual, me parece que es fundamental que la gente se implique en ellas. Imagina, por un momento, que nadie hubiera respondido a la pregunta, que hubiese pasado por ella, y sólo aquellos que dicen “no tiene nada que ver conmigo” responden. Su apreciación se vería reforzada. En este caso pasó al revés. Fue mayoría aplastante la que dijo que sí. Mi alegría ha sido grande. Creo que los que respondieron se encontraron muy contrastados en su respuesta. Es una buena llamada, una forma decidida de plantear otra nueva pregunta: ¿Qué tendrán otros para responder de un modo diferente a la pregunta? Repito, el que responde se ve contrastado por las respuestas que otros han dado, en el momento mismo que responde y nunca antes. Muy interesante.

Seguimos dialogando en Twitter si quieres

¿Cómo usar las encuestas en Twitter?

Desde hace dos días, tenemos abierta para todos la posibilidad de hacer una pequeña encuesta a través de Twitter. Debajo del espacio para escribir el tweet, junto a los logos de fotos y localización, aparece uno nuevo: un círculo dividido en dos quesitos de distinta proporción. ¡Este es el nuevo logo para las preguntas, para las encuestas!

Es muy sencillo. Pulsas el botón y te aparece un molde de tweet con diversos espacios. Basta completarlo una vez para aprender toda la técnica necesaria.

Será visible, como todos nuestros tweets, a aquellas personas que nos siguen y, en caso de que hagan RT, a las personas que siguen a esas otras personas. Su alcance, por tanto, es reducido. E igualmente, para quien no lo sepa o haya probado, sólo se pueden ofrecer dos respuestas entre las que hay que elegir.

Los datos que se recogen son: el número de personas que votan una u otra cosa, pero no quién es concreto cada cual, y el porcentaje de respuestas de una u otra opción. De nuevo, mucha limitación.

Y respecto a la duración, se suma a la moda de los mensajes funcionales de 24 horas. Fuera de ellas, deja de estar activo para nuevas respuestas. Queda ahí, con el resultado alcanzado.

Sin embargo, me parece interesante que exista esta reducción o limitación, porque nos obliga a pensar muy bien lo que ofrecemos.

  1. La posibilidad de preguntar en las redes sociales es altamente rica siempre. Ya hemos destacado en otras ocasiones lo importante que son las preguntas -bien hechas si queremos que sean verdaderas preguntas y buenas preguntas- en las redes sociales en evangelización. Mejor y por delante siempre de las respuestas, que parece que no calan tanto.
  2. Preguntar es cuestionar, y las buenas preguntas cuestionan algo, es decir, conectan con algo, despiertan algo, mueven algo. De ahí que también sería interesante no hacer un uso maligno y pretencioso de las preguntas, porque pueden zarandear en exceso la persona, pueden incomodar en el peor sentido de la palabra, pueden molestar demasiado a quien las lee. Una buena pregunta, me pregunto, ¿no debería ser también respetuosa?
  3. Y ahora, con respuestas. Las posibles respuestas obligan a pensar las cosas en alguna dirección. Es muy interesante considerar ahora qué preguntas hacemos y de mano de qué respuestas irían. Resulta llamativa la incorporación en las respuestas de lo que muchos antes hacían en las preguntas, como doblándolas. Creo que nos brinda la posibilidad de deslindar lo que es la buena pregunta en sí, de nuestra respuesta y otra más ajena que hemos podido desechar. Y ofrecer esto a los demás como nuestra intuición, pero sin señalarla directamente. Deja más libertad a quien lee de participar en nuestra propia búsqueda. También cabe ahora aprender mucho más.
  4. ¿Dónde queda Dios en muchos casos? ¿Resulta pregunta o es la respuesta? ¿Dios cuestiona o sólo responde? ¿Dependerá, estará más de uno pensando, de la pregunta y de las respuestas? Pero me parece muy importante ver que ahí se abre también una buena pregunta para nosotros mismos. ¿El encuentro con Dios es la pregunta radical sobre nuestra vida, o es la respuesta? ¿Dios se muestra de qué modo hoy a la humanidad, que parece empeñarse tantas veces en crear distancia entre ellos y los demás? Y más preguntas, ¿en relación con la Iglesia, en relación a la oración, al compromiso fraterno, al servicio al otro? ¿Dónde pondremos el acento ahora que se pueden hacer las cosas de este modo?
  5. Leer las respuestas. ¿Volveremos a dar una y otra vez valor a la mayoría? ¿Aprenderemos que no pocas veces se deslindan mayoría y verdad, caminando cada cual por su lado? ¿Sabremos valorar por qué unos u otros han respondido de este modo, podremos aproximarnos, aunque sea un poco, al motivo o intención que hay detrás de la participación y de la respuesta misma? ¿Servirá para llegar a cada cual sin quedarse, como tantas otras veces, en puro dato, en matemáticas vacías de vida, en pseudociencias, en lo ajeno a las personas y a lo mismamente humano entre lo más humano, a lo concretamente personal?
  6. Por último, la obligación de elegir y mojarse, frente a la indiferencia que deja pasar. Espectacular llamada a la participación propia. Fastidia, de algún modo, el anonimato. Al menos por ahora será de esta forma y no está pensado que pueda ser de otro modo.

Seguramente haréis un buen uso de esta nueva herramienta, mucho mejor que yo. Esta sólo es mi primera reflexión sobre el asunto.

Periscope como herramienta para la Evangelización en Internet

Image2

Recientemente Twitter adquirió y potenció una una Red Social llamada Periscope, que da el poder a los usuarios de compartir emisiones de vídeo en directo desde cualquier lugar y en cualquier momento. Podéis leer más sobre esta red aquí: 10 cosas que debes saber sobre Periscope.

Se me ocurren 5 formas de hacer uso de esta Red para la Evangelización en Internet:

  1. Catequesis online: Podemos dar catequesis y recibir un feedback inmediato de preguntas, sugerencias, inquietudes… lo cual nos permitirá interactuar con los asistentes.
  2. Retransmisión de eventos: Podemos emitir una conferencia, celebración, curso… Con un móvil de segunda mano y un pequeño trípode podríamos garantizar una emisión continuada.
  3. Comentar noticias con una mirada de fe. Esto podría ser un complemento ideal para las agencias católicas de noticias.
  4. Narrar la propia vida: Al estilo de los video bloggers o youtubers, pero teniendo como base y objetivo compartir el testimonio sincero de una vida cristiana, en lo cotidiano de la vida.
  5. Entrevistas: Ofrecer entrevistas en directo de personas relevantes para la fe.

Seguro que se os ocurren más. ¡Os leo en los comentarios!

La entrada: Periscope como herramienta para la Evangelización en Internet fue publicada por primera vez en smdani.marianistas.org el día: julio 7, 2015

Daniel Pajuelo Vázquez, SM

Después de mucho luchar y brevemente amar a ratos saboreamos la eternidad, nuestro destino final. #SerMarianista

Obispos en twitter

Obispotuitero

Tras la publicación la semana pasada de mi anterior post “Curas en twitter”, algunos echaron en falta la presencia en aquel listado del que es sin duda el sacerdote católico más influyente en twitter, el papa Francisco (@Pontifex_es).

Su condición de obispo de Roma me sirve para iniciar el artículo de hoy en el que ofrezco, igualmente sin pretensiones de exhaustividad, un listado de obispos de habla española presentes en twitter. Sé que puede que no estén todos los que son; pero hablo con la honestidad del que, al menos, lo ha intentado.

Con más de 21.000 seguidores en twitter, José Ignacio Munilla, obispo de San Sebastián (@ObispoMunilla) es un auténtico fenómeno en twitter. No cabe duda de que su presencia habitual en programas de radio y televisión retroalimentan un perfil que puede considerarse como el más influyente de la Iglesia Española en la red de microblogging. Sus tuits siempre pegados a la actualidad, utilizan el lenguaje propio de la red. Conoce el medio y lo usa sin miedo. Un auténtico tuitstar en su ámbito.

También destacan los casos del prolífico tuitero Cardenal Arzobispo de Barcelona Lluis Martínez Sistach (@sistachcardenal), que acaba de traspasar la barrera de los 10.000 seguidores; y de Mons Ginés García, Obispo de Guadix (@obispodeguadix). Este último, a pesar de haber escrito a día de hoy sólo 159 tuits, y de presidir una diócesis con una población de apenas 100.000 habitantes, cuenta con un alto numero de seguidores relativo (casi 2.000). Detrás de este dato, sus grandes dotes de comunicador, junto a su posición estratégica como presidente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social de la Conferencia Episcopal Española. Podemos decir que sus tuits son de los más cotizados.

Entre el resto de perfiles episcopales españoles distingo dos grandes grupos dependiendo de la forma en que utilizan twitter. Ambas opciones son muy respetables y pueden responder a las más distintas variables y opciones personales, todas legítimas.

En el primer grupo, incluyo a los que se sumergen más profundamente en la “experiencia twitter”. Sus perfiles interactúan, siguen y mencionan a otros tuiteros, retuitean y marcan favs. Es el caso, por ejemplo, de José Manuel Lorca Planes, obispo de Cartagena (@ObispoCartagena) que nos tiene acostumbrados a divertidos selfies junto a sus feligreses y a aportar tuits en quedadas tuiteras; Jesús Sanz Montes, arzobispo de Oviedo (@Jsmofm); Demetrio Fernández, obispo de Córdoba (@ObispoDemetrio); Ramón del Hoyo, obispo de Jaén (@ramondelhoyo) o Rafael Zornoza Boy, obispo de Cádiz y Ceuta (@ZornozaBoy). También cabría en este grupo el caso de Francisco Pérez, arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela (@arzobispofperez), aunque su cuenta lleva unos meses inactiva.

Con una presencia más tímida, pero no por ello menos inspirada y necesaria, encontramos a los obispos de Cuenca, José María Yanguas (@ObispoYanguas); Tarragona, Jaume Pujol (@PujolJaume) o Terrassa, Ángel Saiz (@BisbeSaiz). En este grupo también podemos clasificar a Gregorio Martínez, obispo de Zamora (@gregorioobispo); Francisco Cerro, obispo de Coria Cáceres (@Obispofcerro); o Ciriaco Benavente, obispo de Albacete (@ciriacobenavent).

Mientras escribo estas líneas me percato de la reciente incorporación a twitter de Julián Barrio, arzobispo de Santiago de Compostela. Su perfil @arzobispjbarrio lanzó su primer tuit hace justo una semana, el pasado 5 de junio. ¡Bienvenido Monseñor!

Entre los obispos latinos encontrarás, apenas te muevas por círculos católicos, las cuentas de Rodrigo Aguilar (@ObispoAguilar), obispo de Tehuacán en México; Silvio José Báez (@silviojbaez), obispo auxiliar de Managua (Nicaragua); Alfonso Miranda (@monsalfonso), obispo auxiliar de Monterrey (México); o del arzobispo secretario de la Congregacion del Clero para los Seminarios, el también mexicano Jorge C. Patron Wong (@arzobispojorge). Hay otros muchos, pero el espacio se me acaba y siempre puedes montar tu propia lista seleccionando con juicio en esta búsqueda o en esta otra.

1 2