Crea y gestiona tu propio blog

Por Nestor Mora.

Ante todo deseo agradecer la staff de iMision la oportunidad de impartir un taller sobre la creación y gestión de blog. En este texto no voy a desvelar los contenidos que se tratarán en el taller, sino más bien introducir algunos aspectos que no pueden ser abordados por el tiempo y el nivel del taller en cuestión.

Nos podemos hacer una pregunta previa a cualquier consideración ¿Por qué crear un blog? Seguramente se puedan dar cientos de respuestas diferentes, basadas en las necesidades y motivaciones de cada persona, pero hay un aspecto que seguro que aparece en cualquiera de ellas: relacionarnos. Un blog, una cuenta en una red social, un foro de diálogo, son herramientas que facilitan la comunicación entre nosotros y por lo tanto, deberían estar centrados en las personas. Somos seres sociales que necesitamos aprender, divertirnos, compartir e incluso discutir educadamente, cuando hace falta trabajar unidos. Un blog es un espacio virtual que habla de nosotros, de las instituciones donde vivimos, de las personas que nos rodean. Abrir un blog es abrir una ventana a lo que nos apasiona y no podemos dejar de comunicar a los demás. ¿Por qué abrir un blog? Porque queremos compartir con los demás lo que somos.

Hay una palabra de define a todo bloguero: pasión. Nos apasiona algo y no podemos dejar de compartirlo con los demás. Es una pasión que va más allá de la dimensión emotiva, ya que queremos escribir de ello y tenemos la voluntad de hacer con cierta frecuencia. La comunicación afectiva-emotiva existe y podemos emplearla unida a la comunicación intelectual y volitiva. Cada entrada de nuestro blog es un acto voluntario que nos lanza más allá de los límites de nuestra persona. Cuando hay algo relevante que compartir y no podemos encerrarlo en nuestro interior, se obra el milagro de la comunicación.

Hay que ser consciente que la comunicación no es una panacea. No es un fin de sí mismo, sino una herramienta que tenemos a nuestra disposición para salir de nuestro yo y encontrarnos con el tu y disfrutar del nosotros. A veces la comunicación duele. Comunicar en negativo nos lleva enfrentamientos que generan emociones dañinas. ¿Por qué es así? Por desgracia la naturaleza humana es limitada y está herida. La comunicación es como una llave inglesa que según se usa se amolda a nosotros, pero que termina por desgastarse. Una llave inglesa que puede arreglar una tubería o herir en la cabeza a otra persona. Como cristianos sabemos que todo lo humano es falible, pero que no por ello debemos temer o desesperar. Aquí viene algo importante para todo evangelizador en las redes. Cristo nos ha señalado a la Gracia como elemento que transforma nuestros límites y nos lleva más allá de nuestros límites personales. Si confiamos sólo en nuestra capacidad de comunicar y gestionar la comunicación, tarde o temprano nos encontraremos en problemas. Si humildemente dejamos que la Gracia haga su trabajo, dejando que catalice todas nuestras acciones, nos daremos cuenta de la presencia del Señor entre nosotros.

¿Por qué crear un blog? La respuesta es evidente: para encontrarnos con Cristo reflejado en nosotros mismos y para encontrarnos en nuestros hermanos. Un blog es una aventura vital que va más allá de llenar de texto un espacio virtual o compartir las fotos del fin de semana. Un blog, es una extensión de nosotros mismos y por ello, un espacio en el que el Espíritu Santo debe habitar en plenitud. Esta aventura no está exenta de peligros, pero que merece la pena.

En el taller trataremos aspectos funcionales y técnicos, pero reservaremos un espacio para entrelazar los blogs con la tan necesaria evangelización digital. Habrá muchos aspectos que se quedarán fuera, pero seguro que lo más importante del taller se consolida con gozo y determinación: estamos unidos y nos apoyamos unos a otros para seguir adelante día a día.

Compartiremos el vídeo de cada taller con sus materiales en la página de la iJornada. Te invitamos a visitarla. 

iColaboracion

iColaboracion