Seamos únicos

He leído una entrevista que Andre Zambrano realiza al cantante italiano Nek. No lo he hecho en el original de La Nuova Bussola Quotidiana sino a través del medio digital ReligiónEnLibertad http://www.religionenlibertad.com/nek-implica-fondo-evangelizacion-dios–55982.htm Personalmente siempre me ha encantado la música italiana desde Nicola di Bari a Lucio Dalla, Lucio Battisti, Domenico Modugno o Tiziano Ferro… mi lista es casi interminable. En ella siempre ha estado Nek, pero tras leer la entrevista aún más. Aún más, sí, y lo digo sin rubor porque él, sin rubor alguno es testimonio vivo de su fe. No debería ser nada extraordinario, pero lo es. No abundan en el mundo de la música, cine o espectáculo testimonios similares, que hablen a pecho descubierto y tengan tal nivel de implicación con la Evangelización. No sé si es que apenas existen o que permanecen en las catacumbas del silencio. Prefiero pensar que no existen, porque si eligieran la oscuridad y el silencio sería algo tristísimo que diría muy poco de ellos mismos y menos del mundo en el que se desenvuelven.

En nuestro país creo que, por mucho que piense, solamente se me ocurre el nombre de la artista Nena Daconte en el ámbito de la canción https://www.diocesismalaga.es/pagina-de-inicio/2014047174/lo-cool-es-ser-ateo-pero-yo-creo-en-dios-y-voy-a-misa/ o el polifacético artista de la movida madrileña y extraordinario pintor Fabio McNamara (Fabio de Miguel) http://www.alfayomega.es/59374/fabio-mcnamara-cuenta-su-historia-de-conversion-en-una-parroquia Testimonio el de éste último que no puede dejar indiferente a nadie; ejemplo de superación tras haber tocado fondo. Creo que tienen un valor singular e importantísimo precisamente por ser cual es su ambiente cotidiano. Son ejemplo y luz en una auténtica periferia existencial. Seguro que habrá más.

Por otro lado tenemos el ejemplo inverso – que no contrario, obviamente- de “personajes” como el sacerdote marianista Daniel Pajuelo o el sacerdote redentorista Damián María Montes. Tanto Dani como mi hermano el Padre Damián suman al resto de sus labores pastorales cotidianas, cada uno en sus ámbitos y respectivas congregaciones, la vocación musical. Que dos sacerdotes jóvenes, dos religiosos jóvenes desarrollen esta faceta pública y mediática es un signo vivo, no solamente del buen estado de la Vida Consagrada, si no de la normalización de un tipo diferente de Iglesia en salida. Sea o no lo que les mueve a ello, esta faceta suya es de una labor evangelizadora explosiva.

Nena Daconte, Nek, Dani Pajuelo o Padre Damián son ejemplos sonoros, por conocidos, de la expresión práctica de lo que ayer nos decía en este iBlog José Fernando Juan: evangelizar la persona; la propia persona. Lo que ellos pueden arrastrar es brutal por mediático. Pero nosotros podemos hacer lo mismo con nuestra propia vida. Cada uno en sus respectivos entornos: laboral, familiar, deportivo… donde sea. Salir del ostracismo. Llevar una vida coherente y alegre. Que la propia alegría y coherencia sean luz que alumbre, aliente e infunda esperanza; que sirvan de camino, ánimo y aliento para otros. Y un inabarcable mundo que habitamos es precisamente el de las redes. También ahí -aquí- brillamos, nos caemos, lloramos y somos testimonio. Somos creados únicos, cada uno de nosotros. De manera que, como dice Nek ¡Seamos únicos! No lo olvidemos. Nunca.

Casado y padre de dos niñas. Misionero Laico del Santísimo Redentor. Scalando en Familia.

Twitter LinkedIn 

Enrique Casanueva

Casado y padre de dos niñas. Misionero Laico del Santísimo Redentor. Scalando en Familia.

Más entradas - Website

Follow Me:
TwitterLinkedInGoogle Plus

Deja un comentario