Ser un CM productivo

Por Javier Sánchez – @javierscollado

La productividad se define como el grado de producción por unidad de trabajo. Para el community, la cantidad de contenido, conversación, analítica… por cada sesión de trabajo. No es una cuestión accesoria: de trabajar o no de una forma productiva dependen una parte importante de los frutos de nuestro esfuerzo y nuestro estado de ánimo a la hora de enfrentarnos a la pantalla. Si además somos community managers católicos, nuestra productividad influirá en la calidad del servicio que prestamos a la Iglesia y en los frutos que nuestra entrega genera.

Una forma productiva de gestionar comunidades online puede resumirse en los siguientes 10 consejos:

  1. Programa, siempre: el pilar fundamental de la productividad: no improvisar todo ni confiar exclusivamente en las ideas que surjan sobre la marcha. Para asegurar un mínimo de calidad y frecuencia, siéntate delante de tu aplicación de gestión (Hootsuite, Buffer, Tweetdeck…) al comienzo de la semana y deja listos la base de lo que serán los próximos días.
  2. Divide tu tiempo en tareas: y sé fiel a tu división. El momento de responder comentarios es para responder, los mensajes y las imágenes deben esperar su turno. Focalizar en tareas concretas siempre ayuda a no distraer la atención.
  3. Pon un tiempo límite para cada tarea: divide tu sesión de trabajo en períodos fijos: 10 minutos para responder privados, 20 para crear contenido, 10 para analíticas… Controla este tiempo con el cronómetro de tu cocina o creando una playlist que tenga esa duración.
  4. Utiliza un calendario: esto te permitirá prever una parte de lo que va a suceder en la Red y podrás adelantarte creando contenido de calidad. Una buena herramienta puede ser el Calendario del community manager católico (disponible entre los materiales de mi taller).
  5. Crea plantillas para tus contenidos: a la hora de crear imágenes, haz varias plantillas en Canva y cada vez que generes solo tendrás que modificar el texto y el fondo. Además, estarás reforzando tu marca.
  6. Gestiona bien toda la información: para esto lo mejor es aceptar Evernote como animal de compañía: te permite tener en sus libretas todos los borradores, artículos, imágenes, ideas, notas… que acabarán convirtiéndose en contenido para tus perfiles. Además, puedes combinarlo con Pocket o Feedly gracias a IFTTT. Trabaja siempre en la nube, es lo más productivo y además te permite colaborar con otros fácilmente.
  1. Descubre los intereses de tus seguidores: escúchales, porque es la mejor forma de generar contenido que se adapte a lo que esperan y quieren. Esto puedes hacerlo creando listas en Facebook y en Twitter y monitorizando hashtags.
  2. Trabaja en equipo: aprende a delegar en tu equipo y a apreciar las cualidades de cada uno. No es solo un equipo para elaborar contenidos, también puedes buscar la ayuda de un profesor, sacerdote, experto en algún tema… para que te eche una mano a la hora de generar ideas o dar forma a algunas campañas o proyectos.Una buena aplicación para coordinar tu equipo de trabajo es Glip.
  1. Mide, potencia y mejora: Dedica cada semana un espacio de tiempo a repasar las métricas y estadísticas de tus perfiles en la Red, revisa qué está saliendo bien, qué no está teniendo la acogida que esperabas y qué tienes que cambiar o impulsar.
  2. Olvídate del último gran enemigo, el bloqueo mental. Para combatir esos momentos en los que no se te ocurre nada, puedes hacer listas, escuchar música nueva, ordenar tu escritorio, buscar una palabra al azar y escribir un microcuento basado en ese concepto…

 

Compartiremos el vídeo de cada taller con sus materiales en la página de la iJornada. Te invitamos a visitarla. 

iColaboracion

iColaboracion

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.