San Jerónimo… y ¿tú?

san_jeronimo1

Hoy celebramos a San Jerónimo, uno de los cuatro Padres Latinos de la Iglesia. Conocidísimo por ser el traductor de la Vulgata siguiendo el encargo del Papa Dámaso I. Sacerdote, asceta, erudito.

Hombre de carácter duro, muy de “al pan, pan y al vino, vino”. No se andaba con contemplaciones ni con medias tintas. Feroz contra las herejías. Corregía de un modo implacable. Además, podríamos decir que era irascible. Y, sin embargo, santo… Y esto me anima, porque no sé yo a quién me recuerda ese carácter…

Una vez más los santos nos muestran con su vida que, a pesar de todas nuestras debilidades, cualquiera puede llegar a serlo; todos debemos tenerlo como meta.

Además de sus libros, con la cantidad de cartas suyas que se conservan, no quiero ni imaginarme la revolución que habría supuesto de haber tenido un ordenador, Tablet o Smartphone y conexión a internet. Si ya fue calumniado en su época (ay, Santa Paula) y se granjeó importantes antipatías ¿os lo imagináis con una cuenta de Twitter o un perfil de Facebook? Pues quizás sería bueno hacer ese ejercicio de imaginación. ¿A cuantos nos encontramos a diario en la redes con un carácter impetuoso y que expresan lo que se les pasa por la cabeza sin el tamiz de la delicadeza? ¿Qué pensamos de ellos? ¿Llegará alguno de esos personajes a ser un santo, aunque sea anónimo, como lo es Jerónimo? ¿Emitimos nuestro juicio sobre ellos, aunque sea interno, pasándolo por el tamiz de la caridad?

Por otro lado ¿Qué pensaría Jerónimo si viviera en nuestro tiempo? ¿No estamos, quizás, demasiado pendientes de no herir, de no molestar, de no ser señalados por el dedo quien sea? ¿Nos expresamos como realmente pensamos o, por el contrario, pretendemos adaptarnos a los aires ideológicos imperantes? ¿Usamos realmente la libertad de pensamiento y expresión? ¿Somos en verdad expresión y ejemplo de un cristiano?

Tú ¿Qué respondes?

 

¿Compartes o dialogas?

Twitter pierde terreno frente a Facebook, que no deja de crecer. Y los analistas -los que se supone que son sabios en estas cosas- dicen que un factor determinante es la interacción entre los usuarios, el diálogo.

Según parece Facebook, por distintas razones, está más implicado en cultivar la relación entre unos y otros, multiplica las dinámicas y hace más posible el intercambio de ideas y opiniones. Twitter, por el contrario, no ha cuidado suficientemente este aspecto y ha pasado a ser una red social en la que se vuelca contenido de forma ininterrumpida, pero de relación más limitada. Si alguna vez has hecho la prueba, el diálogo en Twitter es mucho más costoso -y está mucho más expuesto- que en Facebook. Las diferencias son notables.

¿Qué significa esto?

  1. Las redes sociales optan de forma decisiva por la relación. Para adquirir contenidos existen otras plataformas, aplicaciones y modos, que no implican directamente la red, y permiten al mismo tiempo ser más selectivos y cuidadosos. Sin embargo, la relación se convierte en la esencia de las redes sociales, el lugar privilegiado para ese diálogo, para la aportación subjetiva, para expresar opiniones. Y la tendencia es a ser cada vez más selectivos con las personas que tienen la capacidad de escuchar lo que decimos.
  2. Las relaciones más cercanas, a quienes mejor se conoce, son criterios de verificación más importantes que el titular de un periódico. En Twitter hay mucho ruido, se busca y propicia con determinados asuntos. A estas alturas de la partida ya sabemos que cantidad de mensajes no implica que la información y la comunicación sea más cierta. Es más, parece que dificulta que el mensaje llegue, se abren sospechas. Y lo peor, se silencian otras cuestiones más de fondo. Facebook, sin embargo, con su política de relaciones parece tomarse como una red de mayor fiabilidad, o al menos donde el criterio para leer un mensaje está más claro.
  3. La estructura más compleja de Facebook permite interactuar en grupos por temáticas, seleccionar qué personas queremos que lean determinado mensaje, y facilita mucho más el seguimiento de una conversación tanto en el muro como en privado. Por tanto, lo que se consideró una debilidad, se ha transformado en un factor decisivo. La diferenciación ahora es un valor, más que la capacidad para hablar al “gran público” de forma continua. Twitter expone los perfiles mucho más que Facebook, y a su vez Facebook cuenta con un enorme potencial para expandirse y difundir. No son pocos los que analizan los datos de sus webs y blogs teniendo muy presente que la mayoría de sus visitantes llegan a través de la red de Zuckerberg.

La presencia de otras redes y formas de comunicación no está lejos de este debate. Ya sabemos que nuevas redes, con aplicaciones de fácil uso en dispositivos cada vez más potentes, como el caso de Instagram o Snapchat entre los más jóvenes, suponen un factor decisivo en el debate. ¿Con qué red se siente más cómoda la gente de la segunda generación de usuarios?

Ya son 6 años habitando esa región del Continente Digital que es Facebook. #Video #Resumen

La entrada: Ya son 6 años habitando esa región del Continente Digital que es Facebook. #Video #Resumen fue publicada por primera vez en smdani.marianistas.org el día: febrero 5, 2014

Daniel Pajuelo Vázquez, SM

Después de mucho luchar y brevemente amar a ratos saboreamos la eternidad, nuestro destino final. #SerMarianista