iOracion, el corazón de la misión

Es bien conocido el fragmento de “Historia de un alma” en el que santa Teresita de Liseaux (copatrona de las misiones) lucha por descubrir su lugar en la Iglesia. Como tiene un alma grande, lo quiere ser todo: misionera, sacerdote, contemplativa, mártir… En la carta de san Pablo a los Corintios descubre “un carisma excepcional”, cae en la cuenta de que la Iglesia está formada por muchos miembros, pero que no puede faltar el más noble de todos: el corazón. Y acaba sentenciando, para su vida y para la historia, que “en el corazón de la Iglesia, que es mi madre, yo seré el amor, de este modo lo seré todo”.

El ardor de iMisión por evangelizar en Internet también pugna por encontrar los medios, las estrategias, las campañas y acciones más adecuadas. Con motivo de la solemnidad de la Santísima Trinidad y la Jornada Pro Orantibus, y después de compartir muchas oraciones unos por otros, abrimos un nuevo ámbito en nuestra labor misionera. O mejor, afianzamos ésta en el pilar de la contemplación, la oración y la intercesión. Se trata del proyecto iOración , y entendemos que ha de ser el corazón que bombee las ansias de llevar a Cristo al mundo digital.

Desde hoy, domingo 26 de mayo, contamos con una comunidad contemplativa: las Hermanas Pobres de santa Clara, las Clarisas de Valdemoro (Madrid, Diócesis de Getafe, España), en las que descansar y confiar nuestros proyectos y necesidades, nuestras peticiones de oración. Ojalá en los próximos meses muchos conventos contemplativos nos acompañen y acojan las peticiones de oración que recibamos. Ojalá muchos iMisioneros, muchos amigos y cercanos, conocidos y no tanto, cuenten con nosotros para formar una potente cadena de oración, que llegue al Cielo y sea escuchada. Si quieres que recemos por tus intenciones, que oremos contigo junto al pulmón contemplativo de la Iglesia, cuenta con nosotros. Es el corazón de nuestra misión.

Puedes añadir tus intenciones de oración usando la etiqueta: #iOracion en TWitter o Google+, también en nuestro muro de Facebook o por email: ioracion@imision.org.

Deja un comentario