Somos católicos
de distintos movimientos, congregaciones, familias religiosas… de todos los estados de vida: laicos, consagrados y sacerdotes, que compartimos una misma inquietud y llamada: evangelizar en Internet.

Los colaboradores somos personas de distintas familias religiosas. Esta variedad es para nosotros un signo de la Comunión a la que nos sentimos llamados y queremos sembrar a través de nuestro compromiso misionero en el Continente Digital.